martes, 9 de septiembre de 2008

¿Qué es la Pasta Base?


¿Qué es la Pasta Base?

Antes de responder a esta interrogante es necesario comprender que son las drogas, que efectos causan en el consumidor, por que vías y en que forma, cantidad y frecuencia se consumen.

Introducción

¿Qué información tenemos sobre las drogas?

Aun cuando la mayoría de las personas se consideran bien informadas, en la práctica las informaciones de unos se contradicen fuertemente con las de otros.

Es muy importante disponer de una información adecuada ya que esta no fomenta el consumo, al contrario es un recurso indispensable para tomar decisiones inteligentes y autónomas ante cualquier desafió, en este caso el consumo de drogas.

Una sociedad más culta, más informada y mejor formada sobre el consumo de drogas será más capaz de convivir en un mundo en el que estas existen, reduciendo el riesgo de establecer con ellas relaciones conflictivas.

Una información objetiva y científica es útil para formarnos un conocimiento más racional sobre las drogas, para crear una percepción que ayude a adoptar una actitud consciente frente al tema.

Definiciones

¿Qué son las drogas?

“Droga es toda sustancia de origen natural o sintético que al ser consumida altera la fisiología del organismo” Definición de Drogas realizada por la Organización Mundial de la Salud.

“Droga será cualquiera de las múltiples sustancias que el hombre ha usado, usa o inventara a lo largo de los siglos, con capacidad para modificar las funciones del organismo vivo que tienen que ver con su conducta, su juicio, su comportamiento, su percepción o su estado de animo” definición de Jaime Funes Arteaga.

Considerando que existen múltiples sustancias, consumidas de distintas formas por diversas personas en diferentes contextos y que pueden dar lugar a variadas situaciones más o menos problemáticas, resulta más apropiado referirnos a “las drogas”.

La principal característica que todas las drogas comparten fue denominada por los científicos como “psicoactividad”. Es la capacidad que tienen estas sustancias para llegar al cerebro y modificar su funcionamiento habitual.

Efectos y consumo

¿Qué efectos causan en el consumidor?

Existe una enorme diversidad de drogas. Estas se pueden clasificar en tres grandes ramas tomando en cuenta su principal efecto en el cerebro.





v Drogas depresoras del SNC

Estas tienen en común la capacidad de entorpecer el funcionamiento habitual del cerebro, provocando reacciones que pueden ir desde la desinhibición hasta el coma, en un proceso de adormecimiento cerebral Las más importantes de este grupo son:
· Alcohol.
· Opiáceos: heroína, morfina, metadona, propoxifeno, meperidina, etc.
· Tranquilizantes: pastillas para calmar la ansiedad.
· Hipnóticos: pastillas para dormir
· Solventes (inalantes): pegamento nafta, pintura, etc.

v Drogas estimulantes del SNC

Aceleran el funcionamiento habitual del cerebro, provocando un estado de activación que puede ir desde una mayor dificultad para dormir tras el consumo de café, hasta un estado de hiperactividad tras el consumo de cocaína o anfetaminas.
Las más relevantes son:
· Estimulantes mayores: anfetaminas y cocaína.
· Estimulantes menores: nicotina.
· Xantinas: cafeína, teobromina, etc.

v Drogas perturbadoras del SNC

Trastocan el funcionamiento del cerebro, dando lugar a distorsiones perceptivas, alucinaciones, ilusiones etc.
· LCD
· Hongos del genero psilocibel.
· Datura arbórea (Floripón).
· Derivados del cannabis: hachís, marihuana, etc.
· Drogas de síntesis: éxtasis, Eva, etc.

¿Como se consumen las diversas drogas?

Las drogas pueden consumirse por diversas vías:
§ Fumadas como ocurre con el tabaco.
§ Ingeridas por vía oral como el alcohol o las drogas síntesis.
§ Inhalada como la cocaína y los pegamentos.
§ Inyectada como la cocaína y heroína.

Cualquiera sea la vía elegida, el destino final de la sustancia siempre será el cerebro del consumidor, al que llegara a través de la sangre. Cada sustancia producirá allí alteraciones específicas.

Diferentes tipos de consumo

No todos los consumidores de drogas son “drogadictos”, ni todo consumo de drogas en el que no haya dependencia es inofensivo. Aunque las relaciones con las drogas son muchas, se pueden establecer tres tipos básicos:

1. Uso: es aquel tipo de consumo en el que por su cantidad, su frecuencia o por la propia situación física, psíquica y social del sujeto, no se evidencian consecuencias en el consumidor ni en su entorno. Por lo tanto se trata de un uso no problemático. Es muy difícil definir un consumo como “uso” en la práctica ya que son muchos los factores a tener en cuenta. Es necesario afinar la mirada antes de denominar como uso una determinada forma de consumo. No basta con atender solo la frecuencia, porque podrían darse consumos esporádicos en los que el sujeto abusara rotundamente de la sustancia. Tampoco atender solo a la cantidad, ya que podrían darse consumos en apariencia no excesivos, pero repetidos frecuente-mente podrían estar dando cuenta de una dependencia. Es importante tener en cuenta el entorno del sujeto porque el consumo de drogas además de ser perjudicial para el, puede afectar gravemente a otras personas.

2. Abuso: es aquella relación con las drogas en la que por su cantidad, por su frecuencia y/o por la situación física, psíquica y social del sujeto se producen consecuencias negativas para el consumidor y/o su entorno. Es importante analizar en cada caso los diversos elementos referentes a las sustancias, pautas de consumo y contexto personal y social en el que tienen lugar el consumo, antes de decidir si estamos frente a una situación de uso o de abuso.

3. Dependencia: la Organización Mundial de la Salud define la dependencia como aquella pauta de comportamiento en la que el uso de una sustancia psicoactiva adquiere mayor importancia que otras conductas que antes eran consideradas como mas importantes. El consumo de drogas que pudo haber comenzado como una experiencia esporádica pasa a ser una conducta entorno a la cual se organiza la vida del sujeto. Éste dedicara la mayor parte de su tiempo a pensar en el consumo, esto implica buscarla, obtener dinero para comprarla, consumirla y recuperarse de sus efectos. Es una condición imprescindible para poder hablar de dependencia, la presencia de un síndrome de abstinencia cuando se suprime el uso de las sustancias.

El concepto de dependencia se divide en dos dimensiones:
§ Dependencia física

El organismo se habitúa a la presencia constante de la sustancia de tal forma que necesita mantener un determinado nivel en sangre para funcionar con normalidad, si este nivel desciende aparece el síndrome de abstinencia que es característico de cada droga.
El concepto de dependencia física esta muy asociado al de tolerancia. Es el proceso que se da por ejemplo en el alcohol. En los primeros consumos afecta notablemente aun en dosis muy bajas, si se supera esta fase y el consumo se hace habitual el organismo se adapta a la sustancia como medida de protección. Pero no todas las drogas psicoactivas generan dependencia física sino que en su lugar se produce un conjunto de síntomas y signos a nivel corporal (temblores, diarrea, vómitos, dolores musculares, sudoración abundante, dolor de cabeza, fiebre y otros).

§ Dependencia psíquica

Se manifiesta por la compulsión por consumir periódicamente la droga, ya sea para experimentar un estado afectivo agradable o para liberarse de un estado afectivo desagradable.
Es más difícil superar la dependencia psíquica que la física, ya que requiere de cambios en la conducta y emociones del sujeto, que le permitan funcionar psíquicamente sin la necesidad de recurrir a las drogas.
Los síntomas que evidencian esta depen-dencia son por un lado, el deseo irrefrenable de consumir y por otro, síntomas psiquiátricos como: depresión, confusión mental, alucinaciones, irritabilidad, ansiedad, desasosiego, etc.


Policonsumo ¿Qué es?

Es frecuente que un consumidor habitual de droga utilice más de una sustancia aunque prefiera una como la de su elección.
Pero es más habitual el consumo combinado de diversas drogas como por ejemplo, beber cantidades excesivas de alcohol a la vez que se fuma un paquete de cigarrillos y se consume cocaína, todo en un mismo período de tiempo.
Otro caso podría ser, personas que consumen diversas sustancias de manera habitual aunque no realicen tantas mezclas en un período tan corto.
Las combinaciones posibles son numerosas, el policonsumo puede ser simultáneo o secuencial alternado irregularmente. En todo caso se trata de una pauta de consumo que multiplica los riesgos asociados a las diversas sustancias.

¿Qué es real y qué no?

La realidad y la percepción social no siempre coinciden con relación al fenómeno de las drogas, en muchas ocasiones por un lado van los consumos reales y las dificultades derivadas de ellos y por otro va la imagen que la sociedad tiene del asunto.
Se puede pensar que las drogas son consumidas solo por jóvenes cuando se evidencia que existe un notable abuso de alcohol y otras drogas por parte de la sociedad adulta.
Con frecuencia se asocia el consumo de ciertas drogas a contextos y sujetos marginales, considerándolo un uso indebido, mientras que se considera dentro de la “normalidad” el abuso de otras sustancias en contexto de recreación, como por ejemplo el consumo de alcohol los fines de semana.



Conclusiones

Es importante resaltar que no existe la droga sino diversas sustancias con diferentes efectos físicos, psíquicos y sociales y distintos riesgos asociados.
Los problemas relacionados con las drogas no están vinculados únicamente a las sustancias consumidas, sino a las circunstancias personales del consumidor y el entorno social en el que tiene lugar dicho consumo.


También el alcohol y el tabaco son drogas, y de las que mas se abusa aunque solo una parte de la sociedad las percibe como tales. Los más graves problemas de salud pública asociados al consumo de drogas no se atribuyen a las sustancias generalmente percibidas como drogas ilegales sino a las que se consideran sustancias de consumo y comercialización libre (como el alcohol y el tabaco).

Ahora que tenemos una idea general de que son las drogas podemos referirnos específicamente a la Pasta Base…

El consumo y la introducción masiva de la Pasta Base de Cocaína comienzan a instalarse en nuestro país, vinculada a la crisis social y económica financiera del 2002.
Uruguay no tiene producción de drogas, y tradicionalmente esta considerado un país de transito, con bajos perfiles de consumo, pero la aparición del consumo de pasta base de cocaína y su vinculo en algunos casos con la violencia y criminalidad genero un efecto de alarma publica, en la medida que fue focalizada solo en el síntoma y no siempre interpretada en sus complejas causas sociales.
La PBC como sustancia toxica no ha sido suficientemente estudiada, pero la toxicidad y los niveles adictivos de esta no terminan de explicar las conductas y expresiones de violencia, la indiferencia y agresividad hacia el otro y los otros, que caracterizan a esta sustancia.



¿Cómo surge la Pasta Base?

La Pasta Base de Cocaína, es una masa hecha de hojas machadas, que se obtiene en las primeras etapas del proceso de obtención de la Cocaína. Está procede de un arbusto cuya denominación botánica es Erytroxilon coca, que se cultiva, fundamentalmente, en los países del altiplano andino: Bolivia, Colombia y Perú. Existen 51 especies distintas pero normalmente se extrae el alcaloide Cocaína de las especies Erythroxylum coca y Erythroxylum novograna-tense.

La coca no es un hallazgo reciente. En las zonas en las que se cultiva, existe desde hace siglos un consumo tradicional consistente en mascar las hojas procedentes de la planta. Las culturas indígenas de los países productores usaban la coca con carácter ritual y por sus propiedades “energéticas”, que les permitían realizar trabajos físicos de excepcional dureza sin sucumbir al cansancio. Las carencias alimenticias eran, asimismo, subsanadas gracias a los efectos inhibidores del apetito que tiene la coca.

Pero desde que se consiguiera aislar su principio activo a finales del siglo XIX, aparecieron otras formas de uso con un mayor potencial para causar problemas al consumidor. Durante los primeros años del siglo XX, el principio activo de la coca fue utilizado como compuesto en la elaboración de tónicos para vinos y bebidas colas.
En la década del 70, en el proceso de producción de cocaína se utilizaban otros solventes y otros productos químicos que ahora están controlados por lo cual actual-mente se utilizan distintos sustitutos de los productos químicos iniciales que poseen propiedades fisicoquímicas y químicas distintas y que por ello cambian las propiedades de extracción y purificación de la hoja de coca. Esto se refleja en la Pasta Base.

Esta masa se encuentra impurificada por distintos alcaloides, solventes de extracción, reactivos (ácidos, bases), productos de reacciones secundarias de los procesos, adulterantes, etc. Su variabilidad depende de los productos químicos a los que puedan acceder los narcotraficantes en las etapas iniciales y del origen de las variedades de Erythroxylum.

Hasta la fecha las sustancias encontradas han sido: Cocaína, Benzoato de metilo, Benzoilecgonina, Ecgonina, Nor–cocaína, Cis-Cinnamoylcocaína, Trans-Cinnamoyl-cocaína, Truxilli-nas, Tropacocaína y otras sustancias que no han podido ser identificadas hasta el momento.

Las distintas muestras incautadas y analizadas en nuestro país, han demostrado una gran variabilidad en sus composiciones, esto indica que no hay una única forma de obtener pasta base de cocaína y/o que se esta “etiquetando” de una forma cosas que poseen distinta composición química.


¿Cómo se elabora?

Las hojas de coca, sometidas a diversos procesos de elaboración química, dan lugar a distintos derivados:
El clorhidrato de cocaína es el producto final del procesamiento químico de las hojas de coca. Es un polvo blanco que en contacto con la mucosa bucal produce un leve efecto anestésico. Entre los usuarios es conocida como “merca”, “frula”, “blanca”, entre otras. Es una forma de cocaína ácida, lo que le otorga la capacidad de ser soluble en agua y por lo tanto ser utilizada por vía intravenosa.
Se consume fundamentalmente por inspiración nasal del polvo colocado a modo de línea, o raya sobre una superficie dura donde es inspirado a través de un billete enrollado, o un canuto (snifar, jalar, tomar). Esta forma de cocaína no puede ser fumada dado que cuando se calienta, se desnaturaliza y no produce efectos.

Hay tres formas de cocaína base fumable, que se diferencian en su forma de elaboración:

· Pasta Base de cocaína
· Crack
· Free base de cocaína o base libre de cocaína


La pasta base es un producto intermediario en la producción de clorhidrato de cocaína, es una forma de cocaína alcalina o básica que posee un punto de volatilización bajo por lo cual tiene la propiedad de ser fumada.



Proceso de elaboración de la PBC

La pasta base de cocaína surge a partir de diversos procesos de elaboración química, en los cuales las hojas de coca secas son maceradas en agua y sufren el agregado de pergamanato de potasio y gasoil.
Se desechan las hojas obteniéndose la pasta base cruda, la cual pasa a través de un proceso de extracción con Kerosene.
Posteriormente se le agregan sustancias alcalinas, permanganato de potasio, ácido sulfúrico y amoníaco, obteniéndose la pasta base de cocaína.
Tiene la apariencia de un polvo blanco, amarillento o amarronado dependiente de la sustancia con la que ha sido mezclada.
Es de consistencia pastosa y olor penetran-te. Entre los usuarios es conocida como “pasta”, base, piedra, roca, lata, Basoco entre otras.

La PBC se fuma en diversos dispositivos denominados pipas, manufacturadas con casi cualquier material (lata, inhalador, bombita de luz etc.), a las que se les coloca en el fondo tabaco quemado que tiene la función de encender y mantener el calor para la volatilización; en ocasiones se fuma mezclada con tabaco (“mono”) o marihuana (“marciano”).



¿Cuáles son sus efectos?

Al ser fumada la sustancia desde los pulmones alcanza rápidamente el cerebro, provocando su efecto psicoestimulante a pocos segundos del consumo; el inicio es más rápido que para la cocaína esnifada, pero a su vez la caída del efecto ocurre más rápidamente, presentando un poder adictivo mucho mayor.
Los efectos dependen de diversos factores: tipo de preparación, dosis, frecuencia y forma de consumo, impurezas y adulteraciones, motivación (estimulante, búsqueda de placer, antidepresiva), entre otros.

Los efectos psicológicos del consumo de PBC pueden sistematizarse en 4 etapas:

· Euforia: Inmediatamente después del consumo se produce la disminución de las inhibiciones, cambios en los niveles de atención, hiperexcitabilidad, hipervigilancia, aceleración de los procesos del pensamiento. Estos se acompañan de efectos fisiológicos como: disminución del apetito, fatiga y sueño.
Aumento de la presión arterial, frecuencia cardiaca, temperatura corporal y frecuencia respiratoria.
§ Disforia: Al caer en pocos minutos su efecto estimulante, aparecen eleven-tos de la esfera psíquica como: agnus-tia, ansiedad, deseo incontrolable por seguir consumiendo, inseguridad, depresión, apatía, indiferencia sexual.
§ Consumo ininterrumpido: Patrón de consumo para evitar la etapa de disforia.
§ Psicosis y Alucinaciones: Tras varios días o semanas de fumar con frecuencia pueden aparecer graves trastornos psíquicos, tales como agitación, ideas paranoides, agresividad y alucinacioes visuales, táctiles, auditivas y olfatorias.

Los riesgos en el plano psicológico, además de los mencionados en la 4º etapa son:

§ Dependencia psíquica muy intensa.
§ Surgimiento de síndrome de abstinencia, posteriormente a la reducción o supresión del consumo, caracterizado por una profunda depresión, con letargia, irritabalidad e ideación suicida.

El consumo crónico de PBC se relaciona además con la aparición de alteraciones neuropsiquiátricas como: déficit de memoria, disminución de la atención, desinterés laboral y académico, comportamiento antisocial, etc.

En el plano físico, al igual que el clorhidrato de cocaína, la PBC puede causar:

§ Hipertensión arterial, cardiopatía isquémica.
§ Convulsiones.
§ Riesgo de infartos / hemorragias cerebrales.
§ Accidentes que pueden producirse cuando el usuario presenta elementos psicóticos.
§ Enfermedades respiratorias (propias del consumo de pasta base).
§ Pérdida de peso, palidez, prurito, insomnio.
§ Por la forma de consumo existe riesgo de adquirir enfermedades infecciosas trasmisibles, tales como VIH-SIDA, hepatitis B y C (por compartir la lata o pipa).
§ Quemaduras graves de labios, cara y manos.




Perfil de Consumo

La PBC es la causa mayoritaria de solicitud de atención, y los consumidores declaran en gran porcentaje concurrir en forma voluntaria. De los casos estudiados, un significativo 50% ya ha recibido tratamiento previo por el consumo de la misma sustancia, y la gran mayoría en los últimos 12 meses.
Respecto a esto último es de destacar el alto índice de reincidencia en las personas tratadas.

En general el perfil de consumo dominante es el policonsumo y con una alta frecuencia de uso de Pasta Base, Marihuana y Tabaco. Además, cuentan con un largo historial de consumo en el cual la primera experimentación con cualquier droga la hicieron a edades tempranas, en promedio han experimentado con casi cinco sustan-cias (incluyendo legales).
El pasaje de la experimentación al uso regular de la sustancia se da en un breve período de tiempo, siendo esto más evidente en la Pasta Base.

En todos los casos, el consumo de tabaco y alcohol han precedido el consumo de otras sustancias.
La marihuana y Pasta Base promedian una edad de inicio menor a los 15 años, dichos usuarios consumen estas sustancias en su gran mayoría diariamente, incluso con una frecuencia mayor al tabaco y al alcohol…



Marcela Montes de Oca




Bibliografía



· Zurmendi, Marcela. 2007 “Revisión de la toxicidad pulmonar por pasta base de cocaína”. Universidad de la Republica. Facultad de Medicina.

· Junta Nacional de Drogas del Uruguay. 2003 Guía “Drogas mas información menos riesgos”.

· Junta nacional de Drogas del Uruguay y Naciones Unidas Oficina contra la Droga y el Delito. 2006 “Pasta Base de Cocaína. Practica y Gestión de riesgos en adolescentes uruguayos”.